BENEFICIOS DEL TÉ DE MANZANILLA PARA LOS OJOS

 

manzanilla para los ojos

La manzanilla brinda beneficios para el sistema digestivo, la piel y también la visión.

En este campo se usa desde hace mucho tiempo para tratar orzuelos, la vista cansada y la conjuntivitis, entre otros.

Manzanilla para los ojos

La manzanilla es una planta caracterizada por sus flores blancas con centro amarillo y un olor intenso. Esta flor posee camazuleno y alfabisabolol, dos componentes que le brindan propiedades analgésicas, antiespasmódicas y antiinflamatorias para tratar los problemas de la vista.

Se ha usado desde la antigüedad para tratar los efectos de la conjuntivitis, la irritación en los ojos, la hinchazón de los párpados, las ojeras y también se usa para refrescar la vista cuando se sufre de miopía o astigmatismo.

Cómo aplicar la manzanilla para los ojos

Aplicar la manzanilla en los ojos brinda numerosos beneficios, pero debe aplicarse con asepsia y precaución. La preparación de manzanilla debe ser estéril para que no se produzcan infecciones, por lo tanto, primero se debe hervir la planta.

Una dosis apropiada para hacer baños oculares con manzanilla, son 25 gramos de manzanilla por medio litro de agua. Esta preparación se debe usar una sola vez, para evitar que se generen caldos de cultivo para bacterias.

Se pone el agua al fuego y se le agregan las flores de manzanilla. Se deja hervir, luego se deja reposar hasta que esté a temperatura tibia (más fría que caliente), se cuela y se procede a hacer el baño ocular.

Para esto pueden usarse gasas estériles que se mojan y se dejan en el ojo por tres o cinco minutos. Se repite el procedimiento cinco veces.

Se recomienda que la gasa se divida en dos o más partes; para que cada pedazo de gasa se use solo una sola vez y luego se deseche.

De igual forma, no se debe compartir la gasa de un ojo a otro, pues puede empeorar la irritación o la infección. Cabe mencionar que la persona debe lavar muy bien sus manos con anterioridad y realizar el proceso en un lugar limpio e higienizado.

Para los ojos rojos

Los baños oculares con manzanilla ayudan a reducir la inflamación y el dolor de las vistas. De forma que la manzanilla se puede usar para aliviar el enrojecimiento de los ojos y la vista cansada.

Para la conjuntivitis

La conjuntivitis es una infección ocular que produce irritación, lagrimeo, secreción amarilla blanca o verde, picazón y ardor. La manzanilla sirve para tratar la conjuntivitis porque desinflama y ayuda a eliminar las bacterias que causan la infección.

Para este uso primero se deben pasar gasas mojadas con agua de manzanilla para limpiar el lagrimal, luego se vuelven a empapar otras y se dejan en los ojos por algunos minutos.

Para los ojos hinchados

Poner paños de agua de manzanilla sirve para desinflamar los parpados y también las ojeras.

Otra opción para desinflamar estas zonas de los ojos, es con las bolsas de té de manzanilla. Se dejan congelar y luego se ponen sobre la zona inflamada, envueltas en un pedazo de gasa (si así se desea).

De esa forma se reduce la inflamación en los casos de los párpados hinchados y de las ojeras.

Té de Manzanilla