BENEFICIOS DEL TÉ DE MANZANILLA

beneficios del té de manzanilla

Hay beneficios del té de manzanilla por que es muy buena para la salud. Sirve para los problemas de indigestión, para la vista, para los riñones, entre otros.

Una de las formas frecuentes de su consumo es por medio del té de manzanilla, una bebida fácil de preparar y que contiene todas las propiedades de la planta.

Para qué sirve el té de manzanilla

El té de manzanilla se prepara con las flores de la planta y se toma caliente o tibio.

Sirve para aliviar los síntomas del resfriado común, mejorar los proceso digestivos, cuidar el funcionamiento del hígado, eliminar toxinas de la sangre, combatir el nerviosismo y la ansiedad.

Adicionalmente, la manzanilla se utiliza para tratar infecciones urinarias, conjuntivitis, la vista cansada, problemas de inflamación por retención de líquidos, ayudar a aliviar los mareos y los cólicos menstruales.

Beneficios del té de manzanilla

El té de manzanilla ha demostrado tener propiedades para usarse en el tratamiento de algunos tipos de cáncer. De igual forma es una bebida beneficiosa para combatir el síndrome de colon irritable, disminuir la diarrea, reducir los niveles de azúcar en la sangre y prevenir las complicaciones por diabetes.

La manzanilla es una bebida que se puede usar para tratar enfermedades como la gastritis, la indigestión, el intestino irritable, el insomnio, los orzuelos, los mareos, la retención de líquidos y los dolores de estómago.

Té de manzanilla para dormir

Por su efecto para ayudar a calmar el sistema nervioso y actuar como sedante, la manzanilla se usa para combatir el insomnio.

Para tal fin se toma media hora antes de irse a dormir. El te de manzanilla también ayuda a reducir el estrés o la ansiedad, pues estos factores pueden causar el insomnio.

Té de manzanilla para adelgazar

Bajar de peso con el té de manzanilla también es posible. Se trata de una planta diurética, que mejora los proceso digestivos y ayuda en la eliminación de toxinas y grasas que el cuerpo no necesita.

Puedes obtener excelentes resultados, si además de tomar el té de manzanilla, llevas una dieta balanceada y un ejercicio físico que refuerce el proceso.

Cómo preparar el té de manzanilla

Preparar el té de manzanilla es fácil y rápido: Se hierve el agua, una vez está hervida se agregan las flores de manzanilla, se deja reposar, se cuela y se sirve.

Esta bebida se puede endulzar con miel, o se le agregan otros ingredientes como hojas de tomillo o limón.

Té de manzanilla con limón

El limón tiene propiedades antibacterianas y antioxidantes que se unen a las propiedades de la manzanilla en el té de manzanilla y limón.

Este té se prepara con normalidad y cuando ya se va a servir se le agrega el zumo de limón. Su uso es muy común para resfriados, para ayudar a limpiar el organismo, para reforzar el sistema inmune y relajar los músculos.

Té de manzanilla con miel

La miel además de darle un agradable sabor al té de manzanilla, sirve por su contenido proteico, su acción en el tratamiento de heridas y su capacidad antibacteriana, antioxidante e hidratante.

El te de manzanilla con miel es una bebida muy saludable que se usa para curar la tos, el dolor de garganta, mejora la digestión, eliminar virus o bacterias y reducir inflamación muscular y de otras zonas del cuerpo.

Ya lo sabes, un té de manzanilla siempre será una buena opción para aliviar diversas dolencias. Puedes adquirir la planta fresca en herbolarios o las bolsitas de té en el supermercado.

Más beneficios de la Manzanilla

Otras formas de nutrición